¿Cual es el secreto de los vuelos de bajo coste?


Seguramente alguna vez hayas hecho un vuelo de ida y vuelta por menos de 100 euros, puede que incluso por menos de 20 gracias a alguna compañía low cost. Si has comparado precios con otras compañías aéreas, verías que las diferencias a veces son increíbles.

¿Cómo algunas compañías pueden volar tan barato respecto a otras? ¿Dónde está el truco?

La idea es ahorrar en lo que el pasajero no necesita, pero no escatimar en lo más importante: seguridad y puntualidad.

La mayoría de los billetes se venden por internet, ahorrando comisiones en las agencias de viaje. Además, no son billetes en el sentido clásico, sino billetes electrónicos (el viajero acude al aeropuerto con una clave y su dni, imprimíendose la confirmación en su propia casa).

La tendencia es no adjudicar asientos, ya que así se incentiva al pasajero a llegar antes para poder elegir su asiento y coger un sitio mejor, por lo que se gana en puntualidad.

A bordo no hay extras gratis: no se reparten periódicos ni las típicas bandejitas de catering, sino que si quieres comer o beber algo, tendrás que pagarlo.

Tampoco hay clase business, ni salas vip en tierra.

Los auxiliares de vuelo suelen ser los mínimos exigidos por la ley.

Suelen volar a aeropuertos secundarios, menos congestionados, por lo que se mejora en puntualidad y en aprovechamiento de la flota, y son más baratos.

El sistema de vuelo es punto a punto de una ciudad a otra, sin garantizar trasbordos. La estructura de ruta es simple, con vuelos cortos que pueden hacerse en un solo tipo de avión, generalmente un Boeing 737. Al tener menos retrasos, se ahorra en indemnizaciones.

En caso de pérdida del vuelo, no se reembolsa el dinero.

Pasan el mínimo de revisiones que exige la ley.

Los pilotos y los mecánicos son expertos en una única clase de nave y el poder de negociación con el fabricante es mayor.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario