El Valle de los 6 Sentidos, un lugar mágico. 4


El 10 de Octubre de 2006 nació “el Valle de los 6 sentidos”, un lugar en el que diversión, aprendizaje y naturaleza se juntan para que niños y mayores descubran el sentido de la imaginación.

Situado en Renedo de Esgueva, a 10 kilómetros de Valladolid, este centro de ocio y turismo familiar de 18.000 metros cuadrados surgió con la idea de ser el parque infantil más ambicioso y completo de Europa.

Los más de 7.000 arbustos y 200 árboles que se han plantado, así como el gran número de especies vegetales autóctonas adaptadas al clima hacen del parque un gran espacio verde en el que los niños pueden disfrutar de los juegos y de la naturaleza.

Dividido en varias zonas, en las que tienen cabida hasta 60 juegos distintos, el Valle de los 6 sentidos se ha convertido en uno de los destinos preferidos de la región. En su primer año ya lo habían visitado más de 100.000 personas. Cada una de estas zonas en las que se divide el parque (El Jardín de las Piedras, el Valle de los Valientes, La Granja, El Bosque Rascanubes, El corazón del Esgueva…) sirven para simular los cinco sentidos más el de la imaginación. Juegos como la tirolina, montar en balsa o crear efectos sonoros y visuales son algunas de las muchas posibilidades que nos ofrece el Valle de los 6 sentidos, y que hace que hasta los más mayores vuelvan a su infancia.

En medio de la naturaleza, el parque destaca por su carácter integrador, de ahí que tanto los accesos como los propios juegos estén perfectamente adaptados a niños que tengan alguna discapacidad. Entre estos juegos destaca el Columpio Asociado o el Puente de las cuerdas, que está adaptado para ser transitable en silla de ruedas.

Este afán por conseguir que los niños con alguna discapacidad, ya fuese física o psíquica, pudieran disfrutar de los juegos era uno de los principales objetivos que tenía el Valle de los 6 sentidos, cuando se creó, y viendo los resultados se puede decir que se ha conseguido.

Pero más allá del carácter lúdico del recinto, también hay una finalidad educativa. Para ello se ha destinado una de las zonas, llamada “El Teatro de los Ecos” como aula de enseñanza, eso si en un marco muy distinto al de cualquier colegio. Dentro de esta finalidad educativa también hay que destacar el Jardín de las Piedras, en donde se pueden ver las piedras más grandes de la región. Otras actividades con agua y con experimentos científicos que permiten que los niños aprendan a usar distintos elementos.

Aunque no solo los niños disfrutan ya que para los adultos, a parte del merendero del Dique, en donde pueden comer rodeados de vegetación, también pueden participar en bastantes juegos asi como en diversas actividades como montar en bicicleta o en karts.

Con menos de dos años de existencia, este parque infantil ya se ha ganado un reconocimiento a nivel nacional, y el pasado 11 de marzo en la feria de Zaragoza, el presidente de la diputación de Valladolid, Ramiro Ruiz Medrano recogía el trofeo “Columpio de Oro”, del concurso de Áreas y Juegos infantiles que organizaba Expoalcaldía. Este premio era en palabras de los organizadores, un reconocimiento al buen hacer de los municipios que invierten en zonas de ocio.

En definitiva, un lugar perfecto para hacer escapadas familiares, ya que los niños pueden jugar y aprender en un entorno envidiable y los mayores disponen de espacios y actividades para entretenerse y despertar ese sexto sentido que es la imaginación.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario

4 Comentarios en “El Valle de los 6 Sentidos, un lugar mágico.