Feria de Córdoba 2013


Después de pasar dos semanas de vacaciones en España, ya estoy de vuelta en Reino Unido. Y tengo depresión post-vacacional :( . Reconozco que soy una enamorada de Inglaterra y que seguramente no me volvería a vivir a España ahora mismo (y más según están las cosas), pero para pasar unas semanas de vacaciones, España es el paraíso. Sol y calor, comida buena y barata, bebidas aún más baratas, gente amable y simpática… ¿qué más hace falta? 

Como ya mencioné en otro post, este año empecé mis vacaciones de verano en Córdoba, donde pude ver por primera vez cómo es una típica feria andaluza. El viaje no empezó demasiado bien. Llevaba planeando ir a la feria desde marzo, y había comprado mis billetes de avión para llegar el sábado y poder ver la iluminación de la portada y los fuegos artificiales, pero pocos días antes la organización decidió cambiar la inauguración del sábado a viernes noche, así que me lo perdí. Nunca llegaré a entender porqué después de publicar la fecha de un evento los ayuntamientos deciden cambiarla un par de semanas antes, como también nos pasó el año pasado con la Feria Templaria de Ponferrada.

FeriaCordoba

Pese a todo, el sábado, con la portada ya iluminada, nos fuimos a la Feria. Además de incluir los cacharros típicos como montañas rusas, norias, puestos de comida, tómbolas, etc. la Feria de Córdoba se caracteriza por sus 100 casetas públicas, es decir, donde cualquier persona puede entrar a comer, beber y bailar. Todo está perfectamente organizado, las casetas forman una especie de “mini-ciudad”  con calles perfectamente alineadas que incluso tienen nombre para que no haya pérdida.

FeriaCordoba

Cada caseta es diferente: las hay más tradicionales con tablaos y actuaciones, de gente joven donde ponen música rock o dance,  con mesas para comer y beber, o sólo para una de las dos cosas, otras que parecen una orquesta, otras más en plan discoteca… El único pero es que todas tenían unas colas interminables para ir al baño. Por el día hay coches de caballos paseándose, y por las noches también hay conciertos gratuitos.

FeriaCordoba2

Personalmente, me lo pasé como una enana. Me puse un traje de gitana (gracias Erena por dejármelo), aprendí a bailar sevillanas un poquito, me tomé varios rebujitos, comí patatas asadas y churros, hice un montón el tonto y me reí hasta me dolía la barriga. Sin duda, hay que volver :)

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario