Fin de semana en Oviedo 2


Hace dos fines de semana estuve en Oviedo, una de esas ciudades a las que siempre quieres volver, porque siempre te queda algo por ver o hacer. Esta era ya la tercera vez que visitaba la ciudad, aunque era la primera que lo hacía en Carnaval, y es que en Oviedo celebran Carnavales una semana más tarde que en el resto de España (y os aseguro que merecen la pena). Además, esta visita fue especial porque me invitaron a quedarme en  una casa rural llamada Finca Las Mimosas, a la que tengo pensado dedicarle mi siguiente post.

He de confesar que mi viaje esta vez no fue muy cultural, sino más bien “ocioso” (vamos, que fui de fiesta), así que en vez de realizar un artículo cronológico como suelo hacer, os contaré sitios que he visitado en este viaje y en los anteriores (y que puedo recomendar) de modo que cada uno pueda disfrutar un Oviedo a su medida.

En primer lugar podeis subir al monte Naranco, donde aún se conservan perfectamente dos monumentos prerrománicos y desde donde se ve una panóramica preciosa de Oviedo. Podeis subir en coche o coger el bus L10 (en la calle Uría, por ejemplo), pero el último tramo hay que hacerlo andando por un camino de tierra, así que no vayais con tacones. Si os quedais con ganas de más prerrománico, cerca del centro de la ciudad hay otra iglesia, la de San Julián de los Prados o Santullano, como se la conoce popularmente.

Perderse por el casco histórico siempre es una buena opción. La mayoría son calles peatonales que conectan varias plazas y donde se encuentran varias estatuas, al igual que en el resto de la ciudad (encontrareis desde una de Woody Allen hasta la mismísima Regenta o un culo). Otra visita imprescindible es sin duda la Catedral gótica de una sola torre. Podeis continuar la visita por el Parque San Francisco o el Teatro Campoamor, o la famosa Calle Uría.

Más allá del arte monumental, a mí me gustó especialmente el Palacio de Buenavista, diseñado por el siempre genial Santiago Calatrava. Este Palacio tiene actualmente cuatro usos: un centro comercial, un hotel, el salón de congresos Princesa Letizia y un área de servicios administrativos del Principado.

Para terminar, no podeis iros de Oviedo sin pasar por la calle Gascona (el bulevar de la sidra), tomar unos vinos en algún bar de la calle Manuel Pedregal o sus alrededores (recomiendo especialmente Il Padrino, donde probé el Moscato, un vino blanco buenísimo), salir de fiesta por la calle Mon o por Tribeca, discoteca donde estuvieron Pe, Almodovar y otros famosos.

Una vez más, podeis ver fotos de esta preciosa ciudad asturiana en nuestra página de Facebook, y si estais organizando vuestro viaje y quereis preguntarnos cualquier cosa, estamos a vuestra disposición.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario

2 Comentarios en “Fin de semana en Oviedo