Viaje a San Francisco I: Napa y Sonoma


Siempre he querido ir a Estados Unidos. Concretamente a Nueva York, Los Ángeles, Las Vegas y San Francisco, y este año he tenido la gran suerte de poder acompañar a Pixel Hero Games (la empresa para la que trabaja Aarón) en su visita a la ciudad del Golden Gate con motivo de la GDC (Game Developers Conference).

Por una vez he sido previsora y me he traído conmigo el portátil, así que iré publicando día a día mi viaje (o al menos eso intentaré), y así espero no olvidarme de contaros nada importante :) Y sin más, empecemos:

DÍAS 1 Y 2: NAPA Y SONOMA

Tras un “breve” vuelo de 11 horas desde Londres en el que me dio tiempo de ver cuatro películas y media, llegamos a San Francisco. Si nunca has ido a Estados Unidos como era mi caso, prepárate para pasar el control de aduana. En otros países siempre me habían mirado el pasaporte y ya, pero aquí te paran, te toman huellas, te hacen una foto y te hacen todas las preguntas que les dé la gana (y si no les gustan tus respuestas, te pueden mandar de vuelta en el siguiente avión). A mí me preguntaron a qué iba a San Francisco, con quién, dónde vivía, de qué trabajaba, el nombre de mi empresa… :S

Napa

Después de salir del aeropuerto fuimos directamente a Mary´s Pizza Shack en Sonoma Plaza, una cadena de pizzerías donde te sentirás como en la misma Italia (hasta las ensaladas están buenísimas). De ahí nos fuimos a dormir para comenzar el día siguiente con una cata de vinos en Inglenook, la bodega de vinos de gama alta de Francis Ford Coppola. El edificio principal está lleno de encanto y cuidado hasta el último detalle, y en su exposición permantente está el Oscar que ganó por el Padrino II (mola muuuucho). Ya en la cata, nos sirvieron cuatro vinos (uno blanco y tres rojos), acompañados de queso Monterrey Jack, mientras nos contaban la historia de la bodega y de sus vinos. No creo que haga falta decir que los vinos eran excelentes, y la experiencia fue totalmente envolvente y única. A modo de curiosidad, el señor Coppola vive en una casa junto a los viñedos.

inglenook

 

A continuación fuimos a comer a Rutherford Grill, donde probé las mejores costillas del mundo!! Me comí tantas que luego estuve con dolor de barriga media tarde, pero mereció la pena. Cada día tengo más claro que las cantidades de comida que sirven en Estados Unidos son algo exagerado, pero hay que reconocer que todo está siempre super bueno! Y para terminar el día, nos fuimos de compras a Napa Outlet y alrededores, donde me compré una maravillosa Nikon 3200 que espero aprender a utilizar pronto y poder enseñaros mejores fotos en el blog 😉

nikon

Y mañana, San Francisco City, stay tuned :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario